Lletreferit — 24 Abril 2015
“Guardar la casa y cerrar la boca”, de Clara Janés (Siruela)

No he venido a quejarme de ¡oh, qué pocas escritoras se leen, se estudian en los colegios! Ni de ¡oh, qué pocas mujeres ocupan un asiento en cualquier (ir)real academia! No, porque se sabe, hablamos de ello casi a diario, rasgándonos las vestiduras porque eso, en el fondo, nos hace sentir menos culpables de llenar nuestras estanterías de libros escritos por hombres, de compartir en nuestros tablones de anuncios virtuales textos escritos por hombres, de… ¡De tantas cosas que se contradicen con nuestras quejas! A veces una se siente rodeada de plañideras, dispuestas a seguir sentadas y no hacer nada. Pero no he venido a quejarme, sino a felicitar a una e invitar a las demás. Una lectura que es un viaje que comienza muchos, muchos años atrás.

¿Y no se produce este anclaje en la belleza debido a la contemplación del mar? De entre las olas nace la diosa del amor, Afrodita, y, parece ser que, envuelta en sus armónicos, lo hace también la mujer moderna europea. En ambas orillas del Mediterráneo se despliega con fuerza la voz femenina.

Clara Janés escribe ese género, que no se constituye como tal, que te abre los ojos, que te abre sendas a golpe de pluma y te presenta otras personas que funcionan como tus acompañantes de viaje. Nombres que nunca escuchaste siquiera pronunciar forman hoy parte de tu directorio. Son las mujeres que han sido silenciadas, olvidadas, escondidas en la memoria en beneficio de otros nombres que no les iguala en nada. Clara Janés tiene claro su objetivo en la vida y lo cumple, libro tras libro, con tinta indeleble, escribiendo para recuperar; para que no se nos silencie hoy, para que no se nos olvide hoy, para que no nos escondan hoy. Hoy que nos imponemos si queremos. Hoy que podemos continuar siendo nosotras y un poco más.

Nos abre las puertas de esta casa habitada la que Clara Janés considera como la primera autora, la suma sacerdotisa acadia Enheduanna. De Mesopotamia a China, Corea y Japón, deteniéndose en Murasaki y su La historia de Genji. Después viajamos a Grecia y Roma, a Al-Andalus, a la Edad Media de trovadoras, guerreras e iluminadas, más adelante la nobleza y las mujeres de los conventos y, para terminar, el oriente medio donde vive la voz de las mujeres acalladas. Y así, en este corto viaje, se nos llena la lista de nombres y títulos que debemos leer y difundir para que no se olvide más. Así se debe leer este libro, con lápiz y papel en mano, aprendiendo de los contextos históricos que rodean a mujeres de toda clase (sacerdotisas, esclavas, nobles, monjas, reinas), asombrándose de la belleza de los textos que Clara Janés expone a modo de ilustración. Encontramos en el silencio la belleza de la palabra; y nos preguntaremos ¿de qué temían quienes hicieron todo por olvidar?

Cuando el rostro de la mujer -y todo su cuerpo- queda oculto bajo la burka o el marmouk no se trata de un disfraz. Este atuendo indica la negación de la persona. Ella se ha convertido en un bulto que se mueve sin poder salvar el abismo que la separa del otro a través de la expresión y del diálogo. Mermada en su libertad, reducida a sí misma en el interior de semejante mordaza, se cumple así, en efecto, aquel decir de fray Luis de León según el cual, por designio de la naturaleza, a la mujer le toca cerrar la boca.

Guardar la casa y cerrar la boca es un homenaje a nuestras abuelas literarias, la limpieza del camino público por el que ahora podemos pasear a gusto, llegar tranquilas hasta el fondo, el fondo del océano. Pero no os relajéis, porque aún quedan malas hierbas que quitar. Es trabajo de todas y de todos seguir limpiando y recuperando nombres para este directorio de literatas ya no más olvidadas.


¿Te ha gustado el artículo? Apoya al redactor con una pequeña aportación:

Related Articles

Share

About Author

Verónica Lorenzo

(0) Readers Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para más información pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR