Novela Gráfica — 22 Abril 2015
“El árabe del futuro”, de Riad Sattouf (Editorial Salamandra Graphic)

Hay un recurso que, utilizado con acierto, hace que el lector termine por unir su vida a la del protagonista. Sucede poco pero, cuando aparece la mirada de un niño que nos cuenta cómo ve el mundo que le rodea, irremediablemente nos vemos atraídos hacia la historia como si fuéramos nosotros mismos quiénes estuviéramos viendo las calles llenas de basura, nos asombráramos con la incomprensión de las ideologías, y utilizáramos el mundo como lo hacen los niños: con el estupor necesario para que el golpe entre imaginación y realidad no sea todo lo duro que debiera.

Hace poco, en una entrevista a un autor de literatura infantil, éste contestaba que la imaginación es un privilegio que tienen los niños, que los adultos es casi imposible que la tengamos. A pesar de que con tal afirmación, y de forma tan taxativa, no estoy de acuerdo al cien por cien, cuando uno empieza a leer El árabe del futuro se da cuenta que, por mucho que lo neguemos, por mucho que todos nosotros observemos en las noticias sucesos que tengan que ver con lo que se cuenta en esta novela gráfica –la infancia de un niño en Oriente Medio-, en realidad entendemos poco de cómo se ha llegado a la situación actual. Pero mucho más allá de lo que ya intuyamos, Riad Sattouf (París, 1978) narra un cuento, en ocasiones macabro, sobre la infancia, pero también nos traslada a otra cultura, a un mundo que arrimado a medios de comunicación siempre parece descrito como barbarie y sinrazón, pero que en realidad puede convertirse en un universo tan lleno de vida como lo es nuestro día a día. Porque ya se sabe que, además, la mirada de un niño es tan implacable como la mejor de las pistolas y lo que ellos ven, los adultos siempre intentan justificarlo.

La vida del autor, a caballo entre Francia, Libia –en la era de Gadaffi– y Siria –en la época de Hafez el Asad– no fue el camino de rosas que nosotros, ciudadanos de un primer mundo que se las da de moderno, creemos que tiene que ser. A la desconfianza que supone una cultura distinta, tendrá que hacer frente a un padre más preocupado porque aprenda el Corán que por su educación, o al intento de entender por qué, una simple palabra como “judío” significa ser algo peor que Satanás. Pero no hay que olvidar nunca que El árabe del futuro es un documental perfecto de cómo, tras muchos años de andadura por los siglos, en realidad no hemos aprendido demasiado de nuestros errores. Ahí, en pequeñas viñetas, en ínfimos detalles que son los que animo a descubrir, es donde se encontrará nuestro asombro, nuestra estupefacción, el ir y venir de las palabras que no significan nada, pero que mueven a una nación entera. Y sobre todo, la contradicción, el desequilibrio que crean las creencias religiosas, las ideologías que marcan el destino de niños y adultos, el significado, en ocasiones poco alentador, de lo que es una familia, para poco tiempo después, mientras vemos cómo las calles se llenan de basura de nuevo, Riad Sattouf nos exhorta a sonreír con esa imaginación de la que hablaba al principio, que puede ser un privilegio en la infancia, para convertirse en una pequeña maldición en la vida adulta.

Una historia, por tanto, que nos habla de lo que significa ser niño en un Oriente Próximo donde la infancia no significaba prácticamente nada, donde la pobreza te daba la mano, donde las relaciones diplomáticas se dirimían en despachos que poco tenían que ver con el mundo real, y donde la imagen de la muerte era un compañero más de juegos. ¿Os suena? ¿Veis como no hemos cambiado tanto?


¿Te ha gustado el artículo? Apoya al redactor con una pequeña aportación:

Related Articles

Share

About Author

Sergio Sancor

Vivo en los libros, porque a veces la humanidad me asusta. La literatura no es un vicio, para mí es un modo de vida. ı "A golpe de letra" (www.agolpedeletra.com) y "La cueva del erizo" (www.lacuevadelerizo.com)

(0) Readers Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para más información pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR